viernes, agosto 07, 2009

MEW- Anuncia el lanzamiento de No More Stories y visita México!

LA BANDA DANESA VISITARÁ POR PRIMERA VEZ MÉXICO

MEW

PARA LLEVAR A CABO DOS PRESENTACIONES:

10 DE SEPTIEMBRE – D.F. (SALÓN 21)

11 DE SEPTIEMBRE – GUADALAJARA (TEATRO ESTUDIO CABARET)

PARA PROMOCIONAR EL LANZAMIENTO DE SU NUEVO ÁLBUM

“NO MORE STORIES ARE TOLD TODAY I’M SORRY THEY WASHED AWAY NO MORE STORIES THE WORLD IS GREY I’M TIRED LET’S WASH AWAY”

A LA VENTA EL 25 DE AGOSTO

El trío danés regresa el 25 de Agosto con No More Stories..., una pieza maestra después del éxito que obtuvieron con “And The Glass Handed Kites.”

En su quinto álbum, Mew coloca su artístico, extraño y épico sonido – los arreglos de las canciones, inesperadas armonías y la dulce voz – dentro de una cálida y accesible colección de canciones más pegajosas que el extensivo título del álbum. El nombre completo de 23 palabras proviene de la letra de la balada “Hawaii Dream.”

“No more stories

Are told today

I'm sorry

They washed away

No more stories

The world is grey

I'm tired

Let's wash away.”

“Sí, el título suena bastante triste”, admite el vocalista Jonas Bjerre, 32. “Viene de cuando era pequeño y veía demasiada TV. Siento como que he escuchado demasiadas historias y ya no quiero escucharlas, además ya no me dejo impresionar fácilmente por las historias. Pero la portada del álbum es muy alegre y colorida y muestra su lado positivo el cual se ha ido de paseo, convirtiéndose en parte del mundo y crea sus propias historias”.

Como su predecesor en 2006 And The Glass Handed Kites – el cual Pitchfork describe como “una pieza maestra para la gente que no ha fumado marihuana; pero que está pensando en ello” y “tan magnífico como esperan que sea” – No More Stories... demanda atención. Al escucharlo, las canciones son dulces y pegajosas, de un humor entre alegre y sombrío, místicas y complicadas. Cuando las escuchas más, el rompecabezas interno se revela y provoca que las quieras. “Tratamos de hacer que cada canción destaca de las demás,” dice el guitarrista Bo Madsen, 33. “Al mismo tiempo, las canciones trabajan juntas porque su base es prácticamente la misma”.

“Tratamos de darle a cada canción su propia personalidad,” agregó Madsen. “Si tu ves cada canción como un pequeño humano, permitiendo que cada una de ellas desarrolle su propia personalidad, creo que tienes una oportunidad genial para obtener un álbum diverso y colorido”. El productor Rich Costey (Franz Ferdinand, Glasvegas, NIN) ayudó a la banda para añadirle al álbum ese singular sonido, el cual desarrollaron con muestras excéntricas (como cuando una cuchara golpea una tabla de madera) e instrumentos en desuso (un marxófono de 1950 suena como si golpearan con un martillo una cuerda de piano en “Cartons and Macramé Wounds”, así como las maderas de la marimba en “Vaccine”, que recuerdan una isla cálida).

La mayor parte del álbum fue escrito y grabado en Brooklyn (pero también en Copenhague y el sur de Francia) No More Stories... irradia calor, gracias a los sonidos de percusiones, aplausos y coros. Canciones como “Hawaii” y “Sometimes Life Isn’t Easy” suenan como si hubieran sido grabadas en una granja alrededor del fuego – sonidos mucho más diferentes que tan solo la guitarra – incluso Kites, la cual fue escrita mientras era, como Bjerre califica, “bastante fría”.

En tanto las canciones nuevas están marcadas por la complejidad abstracta que Mew imprime a sus letras de ensueños, ayudadas por los cambios de notas, la mayoría podrían estar dentro de un episodio de Gossip Girl. “Decidimos ser más alegres y brillantes,” añade el baterista Silas Utke Graae Jørgensen, 31, “y quizá más directos, dar directo en el grano en algunos casos”.

El loco tema que abre el disco, “New Terrain”, establece el tono. Los segmentos fueron grabados como fondos dándole a las canciones un vaivén que imita a la letra: “We should not lose terrain/Wild and young, we got seasick/On your seven soft sheets”.

Con una genial sincronía entre la batería y la guitarra, la segunda canción “Introducing The Palace Players” anuncia su renacimiento a prueba de fuego con un distinto y jubilante (e incatalogable) ritmo. “Bueno, no es un estilo funky a lo James Brown,” dice Bjerre, “nuestra versión de funky, se parece más a cuando un beat es dejado al azar a propósito o es algo distrayente.

En discos previos, Mew enlistó a algunas estrellas para duetos, como la cantante irlandesa, Stina Nordenstamm, Dinosaur Jr’s J Mascis y una adolescente desconocida de nombre Becky Jarret. Para No More Stories, regresaron a su pasado y pidieron un niño para el coro, junto con la anciana danesa de 88 años, la cantante Mari Helgerlikova para “Sometimes Life Isn’t Easy”.

Mew empezó hace 15 años en Hellerup, un suburbio al norte de Copenhague. Bjerre y Madsen se conocieron a la edad de 6, pero no fue hasta 7º grado, cuando les asignaron un proyecto fílmico, que se hicieron amigos. “Éramos extremadamente diferentes, pero descubrimos un interés común en la escuela de arte cinematográfico y música alternativa”, recuerda Bjerre. “Es natural que, cuando convives mucho tiempo”, añade Madsen, “necesitas algo que hacer, por eso empezamos a tocar”. Se conocieron en Silas Utke Graae Jørgensen gracias a un compañero de Madsen, y rápidamente descubrieron su gusto por Dinosaur Jr, My Bloody Valentine, y los discos de los Pixies. “No nos fue fácil encontrar a un baterista con la misma sensibilidad que nosotros, y cuando Silas llegó, hicimos click inmediatamente”.

Pero ninguno quería cantar. Bjerre aceptó, por que no le quedó otro remedio. “Era sólo un niño tímido. Nunca antes había cantado, fue muy incómodo”, dice. “En secreto, tenía el deseo de hacerlo, como cuando la gente quiere aventarse en paracaídas aunque les dé miedo”.

Para compensar su pánico escénico, Bjerre hizo animaciones. “Pensé que si no era tan comunicativo, aún podría enseñarle a la gente algo sobre mí”, dice. Gatos jugando con bolas de estambre, aliens marinos con pezones y cosas por el estilo se proyectaban detrás de la banda, haciéndolo una parte integral del show. (Para su nuevo tour, les pidieron ayuda a artistas para estas proyecciones).

Su disco debut, A Triumph For Man, fue lanzado en 1997, bajo la producción de Damon Tutunjian, de la banda indie The Swirlies. En el año 2000, Mew sacó a la venta Half The World Is Watching Me, producido por ellos mismos y con ayuda de Flemming Rasmussen, que tiene el nombre más interesante hasta ahorita, y es mejor conocido por su trabajo con Metallica en los años 80. La emoción generada por sus presentaciones en vivo pronto superó las fronteras de Dinamarca, y atrajeron la atención de Epic, donde firmaron en 2001 para lanzarlos al mercado internacional. Haciendo una recopilación de sus mejores canciones e incluyendo algunas composiciones nuevas, la banda entró al estudio de grabación con Costey 2003’s Frengers. Dos años después, los críticos adularon And the Glass Handed Kites. Las canciones “Zookeeper's Boy,” “Special" y “Why Are You Looking Grave” (con J Mascis) fueron un éxito de la radio mundial, que ayudó a que la banda arrasará en los Danish Music Awards en 2006 en cuatro categorías, incluyendo Mejor Banda y Mejor Álbum.

Para más información:

www.mewsite.com

www.columbiarecords.com

1 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More