miércoles, agosto 11, 2010

NATALIA LAFOURCADE (HU HU HU EDICIÓN ESPECIAL)

CON CADA ÁLBUM REAFIRMA SU CALIDAD COMO MÚSICO, INTÉRPRETE Y COMPOSITORA, POR ESO AHORA NOS OBSEQUIA MÁS DE SU CREATIVIDAD A TRAVÉS DE

“HU HU HU EDICIÓN ESPECIAL”

NATALIA LAFOURCADE

CD+DVD

A LA VENTA A PARTIR DEL 17 DE AGOSTO.

Además de todos los temas del disco original, “HU HU HU EDICIÓN ESPECIAL” incluirá diversos remixes, versiones acústicas y en otros idiomas, videoclips, el documental de la realización del álbum así como de la visita de la artista a Japón y una canción inédita titulada “Todo lo que tengo es real”, la cual formó parte de la exitosa serie “Locas de Amor”.


Evidentemente Natalia Lafourcade es muy joven, sin embargo podemos afirmar que ya es toda una experta en el mundo de la música cuyo nombre es reconocido y respetado no sólo en México, sino también en múltiples países; de hecho, hace unos meses regresó de una gira de conciertos por Japón y España.

La creatividad de Natalia no cesa y es por ello que a partir del éxito de los temas “Ella es bonita”, “Azul” y “Cursis melodías” incluidos en su álbum HU HU HU, se tomó la decisión de enriquecer este interesante trabajo y lanzar una edición especial que resulta doblemente valiosa y que incluye lo siguiente:

CD DVD


1. Niño Hojas versión en Vivo Teatro Fru Fru Niño hojas versión en vivo Teatro Fru F.

2. Hu Hu Hu versión en vivo Teatro Fru Fru Hu Hu Hu versión en vivo Teatro Fru F.


3. Lugar para Renacer versión en vivo Teatro Fru Fru Lugar para Renacer versión vivo T. Fru F
.


4. Azul versión en vivo Teatro Fru Fru Azul versión en vivo teatro Fru Fru


5. Look Outside versión en vivo Teatro Fru Fru Look Outside versión vivo Teatro Fru Fru


6. Cursis Melodías Azul (video oficial)


7. No Viniste Ella es bonita (video oficial)


8. Siempre Prisa Cursis Melodías (video oficial)


9. Tiempo al Viento No Viniste (video nuevo)


10. Let’s Get Out Documental Hu Hu Hu


11. Ella es Bonita 14 días en Japón (documental)


12. Running Too Fast Cursis Melodías (remix)


13. Tolas Melodías (Cursis Melodías versión portugués)


14. No Viniste (Remix)


15. Todo lo que tengo es real (tema de la serie Locas de Amor)


16. Tiempo al Viento (versión acústica)

HU HU HU UN SUSPIRO Y PARTE DE UNA INTERESANTE TRAYECTORIA . . .

Las obras de arte responden a incontables experiencias particulares que inspiraron su creación. Se depositan en ellas, consciente e inconscientemente, percepciones y reflexiones a través de ideas que cobran vida.

HU HU HU es el resultado del escape y a la vez, del encuentro de su autora consigo misma. Algunas veces, hace bien olvidar quienes somos para después descubrirnos como si fuera la primera vez.

Desde siempre escuchó música, su padre era clavesinista y su madre era amante de la música clásica, además desarrolló un método de pedagogía musical que practicaba con su hija y que la llevó a fundar una escuela de música, razón por la cual se mudaron de Jalapa, Veracruz, al Distrito Federal, cuando Natalia tenía nueve años. Rodearse de música desde el principio no la motivó a componer sus propias canciones inmediatamente, antes se buscó a sí misma en el dibujo, en el baile, en las maquetas, en la actuación, en los títeres y las obras de teatro, por mencionar algunos ejemplos.

Una vez en el D.F., Natalia pasaba horas enteras en la nueva escuela de música de su mamá, jugaba haciendo canciones, programas de radio e infinidad de grabaciones infantiles logradas de un teclado Yamaha a un estereo de doble cassette, aplicando el método de su madre.

Pareciera que HU HU HU nada tiene que ver con aquella niña de 10 quien desarrollaría una pasión curiosa por los mariachis y la música ranchera. Llegó a cantar en la ciudad y la experiencia la llevó a la labor de tomar el canto por primera vez con la seriedad que esto merece.

Natalia siempre presentó una tendencia natural a la expresión artística. En la mayoría de las personas estas actividades se dan en la infancia y con el tiempo se convierten en recuerdos de la niñez que al pasar de los años se cuentan con simpatía. Sin embargo, pocas personas se entregan por completo a sus deseos.

A los 14 años audicionó para un grupo pop en el cual estuvo tres años, de los cuales, uno fue para preparar el tour y los dos siguientes para recorrer la República Mexicana. Finalmente se dio cuenta de que no era eso lo que quería hacer y decidió estudiar música formalmente.

Mientras tanto, vivía en la Condesa en una casa donde había una guitarra abandonada con tres cuerdas, cuando volvía de la escuela, si es que la gira se lo permitía, tocaba lo que podía, cómo podía, hacía canciones practicando los ejercicios que su novio le enseñaba. Poco después, su mamá la llevó por su primera Yamaha.

Sin pasar por el proceso regular de todo adolescente por la preparatoria, entró a Fermatta. Entró para guitarrista después cambió a pianista, pero a falta de piano, cambió finalmente a canto.

Todo cambió después de haber entrado a Fermatta, ahí conoció a personas que le bombardearon de música nueva para sus oídos. Conoció a través de ellos a Björk, Jamiroquai, Fiona Apple, Tori Amos, The Cardigans, Ella Fitzgerald, Radiohead y a PJ Harvey, entre muchos otros, quienes la alimentaron de influencias musicales novedosas, centenares de estilos, formas, expresiones y letras que constituían un revoltijo de nuevos sonidos que la maravillaron y que a partir de aquel entonces, se convertirían en nuevas influencias para su labor artística.

En aquel periodo viajó becada a Boston, a un programa de cinco semanas de entrenamiento musical, como no hablaba inglés, se refugiaba en las clases, en los salones con pianos y aprovechó para componer. Logró unas 25 canciones que al volver grabó con la ayuda de un amigo.

Formó una banda con Juan Manuel Torreblanca, uno de los responsables de sus nuevas adquisiciones musicales, de nombre Índigo, un asunto de jazz progresivo gracias al cual decidió ser solista.

Luego de tres años, se le presentó la oportunidad de ser parte de una banda de pop rock firmada por Sony, una vez más, podría ser parte de una banda con la cual no se identificaba, así que en el último minuto rechazó la oferta. Pero el acercamiento a la disquera le abrió las posibilidades de que ella les mostrara lo que en realidad quería hacer, le dieron tres semanas y logró llevarles demos que le consiguieron un contrato.

Partió en poco tiempo a Italia para grabar con Loris Ceroni, un conocido productor del pop mexicano. Cuando terminaron el disco, no completamente convencidos con el resultado, re-grabó entonces algunos temas con Aureo Baqueiro y editaron el disco Natalia Lafourcade en el 2002. "Busco un Problema" fue el primer sencillo, entre giras, patrocinios y fama en compañía de La Forquetina: Alonso, Chanonca, Yunuen y Poncho, también estudiantes de Fermatta, le pareció que ser solista era muy demandante y que el siguiente paso natural sería formar una banda con ellos, de esta manera la presión, la creatividad, las responsabilidades y el éxito se compartirían. Juntos grabaron Casa, también con Sony, editado en el 2005. Después de este segundo disco en la vida de Natalia, pronto se dieron cuenta de que cada uno de los integrantes tenía planes musicales que sería mejor llevar a cabo por separado. Fueron perdiendo aquellas metas en común y desde luego, cada uno fue inclinándose por las pasiones propias.

Para este momento de la historia, Natalia hacía cinco años que no descansaba, hizo tributos, música para películas, sus propias canciones y múltiples actividades, estaba agotada. Necesitaba hacer un alto en el camino para descansar, dejar atrás por un momento la vida que llevaba en México, explorarse a sí misma en un contexto nuevo en el que no tuviese que ser nadie, precisaba libertad.

En el 2006 huyó satisfecha a Ottawa, Canadá, por nueve meses, donde esperaba que la música no fuera lo más importante. Para encontrarse como una desconocida sin pasado ni futuro, para aprender inglés, dibujar, pasear y andar sin estructuras determinadas. Afortunadamente, las cosas no sucedieron como lo había previsto. Se hospedaba en una casa repleta de músicos entregados al folk, al blues, a la música francesa y de fusión, a la que ella no estuvo acostumbrada jamás hasta ahora. No sólo recibía música distinta y atractiva constantemente, sino que su entorno cambió por completo: de idioma, de panoramas y de expresiones; el primer resultado de esta nueva etapa fue el disco instrumental “Las Cuatro Estaciones del Amor”, inspirado en los cambios de ciclos, en sus principios y en los finales, en el paralelismo de los procesos en la naturaleza con los mundanos. Inspirado en los ciclos del amor que tenemos los seres humanos, cómo sentimos en cada uno de estos momentos y en cómo sonaría un soundtrack de esto.

Natalia comenzó a producir y así a revivir, reconstruyó su corazón, se recuperó a sí misma creando una obra en la que entendiera el ciclo del amor exteriorizando musicalmente lo que cada etapa le provocaba personalmente, omitiendo el recurso de las palabras. Terminó “Las Cuatro Estaciones del Amor” en tres semanas. Un martes por la noche, en un bar donde solía cantar en un escenario abierto, conoció a quien le ayudaría a formalizar las partituras; después de un mes fue a Quebec para hacerlo y desde aquel momento su vida volvió a disciplinarse, cada día después de la escuela se sentaba al piano a trabajar. En agosto del 2006 grabó “Las Cuatro Estaciones del Amor” con la Orquesta de Jalapa y con Eduardo Vergallo, conocido por sus trabajos con Cerati y Juana Molina.

El proceso de creación de este disco le permitió concebir simultáneamente trece canciones que finalmente conformarían HU HU HU, de manera que ambos discos comparten inspiraciones, pensamientos, reflexiones, despertares y el renacimiento de la autora. La música nueva en su vida, las capacidades sonoras de una orquesta y sobre todo una nueva motivación.

En HU HU HU las letras describen experiencias personales un tanto infantiles, como si se tratara del viaje de una niña pequeña, de las fantasías y los seres que la rodean. HU HU HU es a lo que suena el segundo aire de Natalia Lafourcade, es la recuperación de las pérdidas personales y la satisfacción de sí misma al no dejar de buscarse. De eso se trata el arte, de crear mundos con nuestra propia coherencia, de colocar horizontes y personajes, donde el sentido no radica más que un ligero suspiro... HU HU HU.


2 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More